image image
Aprendiendo A Ser PaPaz / Boletines / Los retos en Internet y cómo proteger a nuestros hijos
5 febrero, 2020

Los retos en Internet y cómo proteger a nuestros hijos

 Los retos en Internet y cómo proteger a nuestros hijos

Los frecuentes reportes en noticias relacionados con los retos que se viralizan en Internet, ponen sobre la mesa el tema de los desafíos y los riesgos a los que pueden verse expuestos los usuarios menores de 18 años.

Cada nuevo reto es una alerta y una oportunidad para que madres, padres y cuidadores nos involucremos y demos herramientas a nuestros hijos que les permitan aprender a manejar de manera segura este tipo de situaciones. A continuación, les presentamos algunas ideas que ayudan a entender por qué niñas, niños y adolescentes pueden involucrarse en este tipo de desafíos y cómo podemos ayudarlos a desarrollar estrategias que les permitan tomar mejores decisiones para cuidarse a sí mismos y a sus amigos.

1. ¿Por qué los retos son llamativos para ellos?

Según En TIC Confío, los retos que se viralizan en Internet consisten en realizar alguna acción frente a una cámara digital y luego ‘nominar’ a otras personas (amigos, conocidos o familiares) a través de redes sociales para que también la realicen.

En general, los retos o desafíos son actividades que hacen parte normal del desarrollo. Por ejemplo, apostar a quién corre más rápido o quién gana en un juego, son formas en las que nuestros hijos participan en retos. El problema se da cuando estas actividades ponen en riesgo su seguridad o les hacen daño. La evidencia científica muestra que ellos pueden tomar la decisión de participar en desafíos por varias razones. Por un lado, porque aún no están completamente desarrolladas sus capacidades de autorregulación, lo que puede llegar a facilitar que cedan a la presión de grupo; por otro lado, porque hay curiosidad y una búsqueda de sensaciones de novedad y emoción. En este sentido, nuestra tarea como padres, madres y cuidadores se centra en ayudarles a identificar los potenciales riesgos de los retos y a desarrollar estrategias que les permitan tomar decisiones acertadas y prever las consecuencias de involucrarse en ellos.

2. ¿Cómo puedo ayudarlos a reconocer los retos que los pueden poner en riesgo?

Dado que nuestros hijos son naturalmente curiosos y los retos les generan inquietudes, podemos aprovecharlos para hacerles preguntas como:

  • ¿Qué sabes de este reto? ¿Por qué crees que a las personas les parece divertido?
  • ¿Por qué crees que las otras personas lo hacen?
  • ¿Participar en ese reto podría hacerte daño a ti o a otras personas?
  • ¿Qué podría pasar si el reto sale mal?
  • ¿Qué podrías hacer si te das cuenta que algún compañero o compañera está participando en un juego riesgoso?
  • ¿A quién le podrías contar?

Estas preguntas desarrollan herramientas de pensamiento crítico que no solo les permiten a nuestros hijos ponerse en los zapatos de las personas que pueden presionarlos a participar, sino que les permiten considerar de manera sencilla las consecuencias de hacerlo.

3. Las reglas para la seguridad son claves

Para lograr que nuestros hijos desarrollen las habilidades para tomar mejores decisiones frente a los riesgos, las reglas y los límites son esenciales. Es importante establecer de forma clara y explícita las reglas sobre lo que se puede o no hacer, y por qué pensamos que es importante seguirlas. La evidencia científica muestra que cuando damos a nuestros hijos reglas claras y ponemos límites, disminuimos la probabilidad de que se involucren en comportamientos que atenten contra su seguridad.

Estas son algunas reglas básicas para enseñarles a nuestros hijos a mirar críticamente el contenido al que tienen acceso en redes sociales y establecer normas claras para usarlas:

  • Recordar que todo lo que se divulga en Internet es público, permanecerá allí para siempre y no todas las veces es cierto
  • Respetar, comportándose en línea igual que en la vida real
  • Desconfiar de los encuentros personales con quienes conocen en Internet
  • Preguntarle a un adulto de confianza antes de intercambiar información personal como el nombre, teléfono o dirección
  • Contarle a un adulto de confianza si algo los hace sentir tristes, asustados o confundidos
  • No hacer nada con lo que no estén a gusto o que no quieran hacer

4. Compartir no salva vidas, reportar síEvite compartir vídeos de los retos, pues, lejos de alertar a otras personas sobre los riesgos que pueden correr niñas, niños y adolescentes, podría generar curiosidad e interés sobre la actividad y estar contribuyendo a su viralización.

Le sugerimos reportar en www.teprotejo.org o el App Te Protejo usuarios, perfiles o contenidos en redes sociales que promuevan retos o desafíos riesgosos para niñas, niños y adolescentes

Finalmente, en este link encontrarán algunas herramientas de Facebook para ayudar a nuestros hijos a responder a los retos en esta red social.

Así mismo, YouTube actualizó los términos y condiciones relacionada con la seguridad de menores de 18 años en esta plataforma. Consúltelos aquí

Retos en internet: ¿Qué hacer cuando recibimos estos contenidos por redes sociales?

 

Antes de publicar o compartir información en chats o redes sociales recuerde que Compartir no salva vidas, reportar sí

 

Comparta en familia estos 5 pasos para enfrentar los desafíos en internet

 

Comparta en familia estas 4 reglas de seguridad en Internet para niñas, niños y adolescentes
Compartimos 5 recomendaciones para fomentar interacciones respetuosas en los entornos digitales

 

Conferencia virtual: Padres Educadores de la Generación Interactiva 2.0

 

Reporte en www.teprotejo.org usuarios, perfiles, videos o contenidos de redes sociales que promuevan retos o desafíos que puedan poner en riesgo a niñas, niños y adolescentes

 

Recuerde…
Usted puede tener acceso a todas nuestras publicaciones y materiales en Aprendiendo A Ser PaPaz

Facebook

Twitter

Instagram

YouTube

 

Compartir

Abramos la lonchera

Para evitar que recibamos información confusa o engañosa
sobre los productos que consumen nuestros hijos.
Red PaPaz está promoviendo una estrategia de información
y nos invita a que firmemos la petición.

Firma aquí